Hullo Again

Life At the Top

via Hullo Again.

La Limanda en facebook

Cristina es Aurora en el corto.

Hemos terminado de rodar el corto del que os hablé en el último post, y hemos creado un grupo de facebook para que podáis informaros de las novedades,  comentar o, quizás lo más importante, saber cuándo y dónde lo colgamos una vez acabe la postproducción para reíros de nosotros a gusto. Durante esta semana y la que viene elegiremos un nombre entre todos. Podéis uniros al grupo aquí y presentar vuestra propuesta.

La Limanda

Por darnos el gusto, estamos preparando un cortometraje para estas Navidades.

En fin, este post viene al caso únicamente porque ayer hice una foto de conjunto del material que estamos reuniendo para el mismo y pensé que, para alguien que no esté en el ajo, la combinación debe parecer bastante rara. No creo que nadie sea capaz de adivinar ni remotamente de qué va la historia a la vista del atrezzo, vamos. Así que os pongo esto para que os preguntéis:

¿Es una versión moderna y festiva de “La naranja mecánica”? No.  ¿De “El guateque”? Menos. ¿Va de un esqueleto demoníaco, con alas y bigote, que ataca a los inocentes con un pollo de goma? Anda ya.

De hecho, hasta cierto punto, está basado en hechos reales.

Rodamos a finales de este mes.

Los bigotes de Proust

Detalle 1 copy

General

Una nueva caja móvil. Ya había posteado otras dos: La pesca del arenque y Andeandeando

Al tiral de la cuerda, el ilustre francés se retuerce los bigotes. Espero que, de estar vivo, Marcel aprobara nuestra iniciativa.

Los-bigotes-de-Proust-el-vídeo

¡Catleya!

Andeandeando

ande andeande nana villancicos dormir madre e hija Cristina Mejías

Ande, ande, ande, la marimorena...

Una nueva entrega de la serie de cajas móviles. Con ustedes “Homenaje al Ande ande”.

Mi hermana Cristina (que ya tiene 23 primaveras) necesitaba de chica, para dormirse, que alguien le diera palmaditas en el dodotis mientras le cantaban, ya fuera diciembre o agosto, un cierto villancico. La técnica consistía en empezar con energía e ir bajando el volumen y la fuerza de las palmaditas según Cristina se iba quedando dormida, hasta parar completamente cuando la misión estaba cumplida.

Pero había que hacerlo con ojo, porque si calculabas mal y parabas antes de tiempo, dando equivocadamente al sujeto por dormido, mientras te dirigías silenciosamente hacia la puerta una voz a tus espaldas te helaba la sangre en las venas: “¡Ande, ande! ¡Ande, ande!”. Que venía a significar: “¿Dónde vas tú, chalao?

Aquí mi madre andeandeando a Cristina.

(Clic para agrandar)

Caja ande ande en cuarto(Clic para agrandar)

Caja ande ande. Detalle 1

Caja ande ande. Detalle 2

(Clic para agrandar)

Homenaje al “Ande, ande”

Mi hermana Cristina (ahora con 24 primaveras, aquí de azul y regordeta) necesitaba de chica, para dormirse, que alguien le diera palmaditas en el dodotis mientras cantaba, ya fuera diciembre o agosto, un cierto villancico. La técnica consistía en empezar con energía e ir bajando el volumen y la fuerza de las palmaditas según Cristina se iba quedando dormida, hasta parar completamente cuando la misión estaba cumplida.

Pero había que hacerlo con ojo, porque si calculabas mal y parabas antes de tiempo, dando equivocadamente al sujeto por dormido, mientras te dirigías silenciosamente hacia la puerta una voz a tus espaldas te helaba la sangre en las venas: “¡Ande, ande! ¡Ande, ande!”. Que venía a significar: “¿Dónde vas tú, chalao?

Aquí mi madre andeandeando a Cristina.

El verdadero Cucurucundu

cucurucundu-y-maria-copia

(Clic para ampliar)

cucurucundu1

(Clic para ampliar)

.

Esto son bocetos basados en una historia que nos contaba de pequeños mi tío Antonio. La idea es sacar de aquí un libro. Este cocodrilo es el verdadero Cucurucundu, de donde saldrá también el nombre para mi webcómic.

.

La Pesca del Arenque

vineta-pescador-vista-general

(Clic para agrandar)

.

Este pescador es parte de una serie de cuadros con elementos móviles que voy a ir sacando adelante en estos meses. En este caso, cuando tiras del cordón algo pica en extremo de la caña, pero cuando el pescador (sacado de una ilustración del gran Edward Lear) tira del hilo y ve que es un arenque (que no le gustan), devuelve la  presa y sigue esperando.

El formato se presta muy bien a hacer cosas absurdas, así que creo que voy a tirar por ahí. A finales de año espero tener bastantes para montar una exposicioncilla.

Se aceptan encargos personalizados, de éste u otros modelos, a 150€ la unidad más gastos de envio. Si te interesa, en la página “Sobre oquendo” tienes los datos de contacto.

vineta-pescador-ubicacion

pescador-animacion-4

(Clic para agrandar)

.